jueves, 22 de abril de 2010

Green Team Castors


No podía llamarse de otra manera esta entrada: The Green Team Castors…ha nacido una nueva era…

Ha pasado ya más de una semana desde la marcha del resto de integrantes del Equipo y los buenos recuerdos vienen a mi mente una y otra vez. Por eso voy a dejaros aquí unas líneas de lo que han dado de sí estas semanas por estos parajes de ensueño…


…El día de su llegada Nuria y yo madrugamos para recogerles en el aeropuerto. Les esperamos con un cartel como en las películas con el rotulo de Equipo Heineken (nombre de nuestra anterior aventura en el 9ª Campamento Geoambiental). Estaba nerviosa…y por la puerta aparecían todos los viajeros menos ellos…hasta que por fin les ví…el abrazo fue enorme, estaba tan sumamente feliz de tenerles por fin aquí que no me lo creía!

Nuestra aventura acababa de empezar…

Ese primer día nada más instalarnos en casa recibimos una mala noticia por parte de Laia. Dátil, su perro del alma, nos había dejado. Decidimos acompañarla a despedirnos de él en Serreta donde descansará para siempre.


El día continuo en la Mata da Serreta donde improvisamos uno de los varios churrascos que nos comeríamos a lo largo de esos días. Aquí María del Mar nos contó la anécdota de la isla de los Castores (islas Azores según una empleada de Yoigo) que daría lugar a nuestro futuro nombre como Equipo.



Como estaban cansados del viaje nos fuimos para casa a empezar a hacer una de las muchas ansiadas cenas, digo ansiadas, porque comíamos como si no lo hubiésemos hecho en la vida!!


Por la noche Jorge soportó la mirada de una manada de mujeres supervisando su friegue…ya que él eso de cocinar…poco…por cierto, aun espero esas catalanas!


Al día siguiente por la mañana nos dividimos en grupos para hacer las compras industriales de comida…anticipo que había dos listas de la compra, una era solo de ingredientes para postres, María del Mar nos hizo brownie, tarta de queso…crepes por las mañanas para desayunar... no entiendo como Jorge ha adelgazado dos kilos!!

Comimos en el jardín de casa porque desde que llegaron ellos…el Sol volvió a las Azores y los días fueron estupendos! Por lo que aprovechamos de lo lindo.

Después de comer fuimos a Silveira, una zona de baño a pasar parte de la tarde, donde admiramos la habilidad de Zé de equilibrar rocas en lugares para mí imposibles…


Llegó el viernes y preparamos una excursión a Misterios Negros (este día Joao comenzó a odiarme) donde se nos unió François, Montse, André y Joao.


María del Mar descubre los pelotos (nombre con el que bautizó a una especie invasora) y se vuelve loca arrancándolos a lo largo del camino.



Fuimos a comer a la Lagoa das Patas y de ahí a hacer la Gruta dos Balcoes donde nos arrastramos por coladas de lava tipo AA (acredito el porque del nombre profesor profesor).





Después de un día agotador Idoia, Mª del Mar, Joao y yo fuimos a recoger a otro miembro del grupo, llegaba David, le recibimos llenos de barro, como si hubiésemos retozado como cerdos…pero el abrazo fue igual de grande, con la emoción no me acordaba que iba hecha una porqueria…

De camino a casa, le pedí a Joao que me acercase a la residencia para hablar con André y quedar para el día siguiente. El guarda me dejó entrar a buscarle, le encontré en la cocina donde también estaba Hugo al que invité a unirse a nosotros en nuestra próxima aventura. El Equipo no paraba de crecer! Al día siguiente se nos unieron los dos!


El sábado alquilamos un coche para poder ir todos a dar una vuelta por la isla. Fuimos hacia la zona de Praia, a un área recreativa donde nos comimos otro churrasco, aquí algunos valientes como André, Jorge, Laia y Zé se dieron un baño en el Atlántico mientras que otros bebían cerveza y picaban algo de comer o se echaban una minisiesta como la de Hugo!




Esa tarde intentamos ver el Algar do Carvao pero llegamos tarde así que nos fuimos a subir Pico Alto (Joao terminará por odiarnos definitivamente). Para llegar allí pasamos por caminos perdidos por el centro de la isla donde tuvimos que sortear con el coche un Toro desorientado…toda una aventura.

Llegamos a la cima de Pico Alto pero la niebla no nos dejó admirar el paisaje, a pesar de todo, mereció la pena, hacer cumbre con un equipo así fue realmente especial.


Pero el día no acabó allí. Visitamos también aalgún mirador de la costa y Quatro Ribeiras donde disfrutamos de un poco de arena de playa y donde encontramos a Wilson, el cual creo que va a ver mucho mundo con nosotros!!!


Aunque no lo creáis…aun nos quedaron fuerzas para salir por la noche por Porto das Pipas!!


Domingo es Día de paella en España...y aquí en las Azores no iba a ser menos!! Laia nos deleita con 2 paellas exquisitas. Me supieron a gloria bendita!! Lo juro.


Pasamos la mayor parte del día disfrutando del jardín, del campo de futbol (Tete acuérdate de que te hice 4 caños ese día)... algunos como Jorge y Ana se fueron a correr y llegaron hasta Monte Brasil! Nunca olvidaré la cara de Ana cuando llegaba a casa exhausta y Jorge a su lado tan campante!! Acredito que en esos momentos Ana quería matarlo!!

Después de comer cogimos el coche y visitamos el Algar do Carvao, las Furnas do Enxofre, Mirador de Raminho…


Lunes. No podía faltar una mañana de compras. Así que la mayoría del Equipo nos fuimos a Angra de ruta comercial. María del Mar se pasaba el rato intentando hacer autostop (boleia) pero se resistían a parar!

Por la tarde fuimos a la bolera y al haber un torneo y no poder jugar nos regalaron unas invitaciones para poder ir otro día gratis. Que grandes son aquí en las Azores!

Esa noche deleitamos a la ciudad de Agra do Heroismo con un baile del Tio Pep en pleno escenario y comimos en un restaurante de comida típica azoreña donde fuimos obsequiados con un Concierto en directo de música popular. Esa fue una de las noches que recuerdo mi cama llena de gente! Mi habitación era como un club social! Esa noche Ana nos ofreció un concierto en directo! Fue super especial. Como lo echo de menos!!


Al día siguiente al ser el último día de Miriam y María del Mar fuimos a Monte Brasil por la mañana.



Y por la tarde llegaron las despedidas, Joao se ocupó de llevarlas al aeropuerto (este hombre tiene ganado el cielo, a pesar de lo que sufrió con las caminatas continuaba ofreciendo su ayuda cuando la necesitábamos). Hubo muchos besos y abrazos y una pequeña tristeza en el pecho. ¡Que cierto es eso de que todo lo bueno se acaba! Se marcharon haciendo rally ya que iban un poco retrasados. Aún tengo la imagen de María del Mar sacando la cabeza por la ventana del coche y gritando: Haced Boleia por miiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!! Te quiero xoxo!


El Miércoles Nuria y yo cumplimos con nuestra obligación de estudiantes y nos quedamos a preparar un examen. El resto de pessoal se fue hacia Praia da Vitoria y recorrieron parte de la costa. Hicieron Boleia por Maria del Mar!!Y se encontraron con la Gruta da Agulha…la cual no dudaron en inspeccionar.


El jueves mientras Nuri y yo fuimos a clase los demás se fueron a alquilar un coche otra vez. Nos recogieron en la Universidad y fuimos a ver la Gruta do Natal, visitamos el Museo del Vino en Biscoitos, hicimos el PR Bahías da Agualva donde disfrutamos um bocadinho del sol, salvamos un erizo de ser atropellado y fuimos al mirador de la Serra do Cume donde no miramos nada de la Niebla que había!!





El Viernes por la mañana llevamos Nuria y yo a David al aeropuerto, tocaba otra despedida que estuvo cargada de emoción. Mientras los demás aprovecharon el día espectacular que salió para hacer el “trilho” de Serreta. Aquí os dejo una gran explicación científica de jorge en la lagoinha que ha marcado a más de uno:

“Aquí podéis ver un lago inundado de agua”



Por la noche fuimos al Bar Infinito, Prenda, el dueño, nos sacó una guitarra y nos quedamos allí la mar de a gusto jugando, bebiendo cervezas y pasando un buen momento entre amigos.

El Sábado creo que fue el único día poco productivo, nos levantamos tarde y perreamos la mayor parte del tiempo pero por la noche celebrábamos el cumpleaños de François en su casa, así que se preparó un postre para la ocasión, un poco de ron (gggun en portugués) y nos fuimos de cenita. Allí conocieron al resto de amigos que hemos hecho aquí en las Azores y todos juntos disfrutamos de la noche que se alargó considerablemente.


Acabamos en Porto Pipas y de ahí a casa de Nuno, Tiago y Valerio a improvisar unas canciones con la guitarra. (Os pais de Nuriaaaa… jaja) Nos acostamos a las 7 de la mañana y a las 8 estábamos en pie porque a las 9 había Ruta con los Montanheiros. André no acreditaba cuando nos vio aparecer, su cara era un poema porque además había perdido la apuesta que hizo conmigo la noche anterior. Pensaba que no íbamos a ser capaces de levantarnos…así que se jugó su bici 3 días. Y perdió.

Por la tarde- noche llegaron las despedidas, fuimos a la residencia a despedirnos de Carlota, Hugo y André (y a por mi bici claro!!) y nos acompañaron a tomarnos las últimas cervezas en el Infinito junto con Joao.

Esa fue mi última noche con Idoia, nos quedamos hablando hasta altas horas de la noche pero finalmente nos dormimos, me quedé agarrada a ella, como si quisiese retenerla más tiempo aquí. Hoy escribo estas líneas desde mi cama y la echo infinitamente de menos.


Hay tantas anécdotas por contar, tantos lindos paisajes que describir…pero la mayoría con el paso del tiempo caerán en el olvido…aunque siempre quedará en nuestros corazones el saber que pertenecemos al Green Team Castors…ha nacido una nueva era en la que si es posible estamos aun mas unidos, porque al final, las experiencias humanas son las que cuentan, son las que llenan una vida de felicidad.





p.d: Os Quiero Equipo porque me hacéis realmente feliz! MESMO MUITO!

Este viaje ha sido Buéda Fixe!

domingo, 21 de marzo de 2010

Equilibrio

Lo prometido es deuda. Aquí tenéis la última crónica, siento la tardanza pero a veces una está tan empeñada en vivir que se olvida de escribir. Ahora he encontrado unos días más calmos en los que las reflexiones vuelven a surgir…resumiré un poco la aventura de este último mes.

No contaré los días uno por uno como en mis antiguas crónicas, la rutina también llega hasta aquí; aunque dentro de ella siempre hay algo nuevo cada día, a veces es una imagen, otros días una película que te emociona, un mensaje de un ser querido, un abrazo, un beso, dentro del día a día siempre hay hechos que lo hacen especial, solo que a veces estamos ciegos y no los vemos. Por lo que a partir de ahora os contaré algunas de nuestras aventuras más notables y entretenidas junto con reflexiones y/o anécdotas que merezcan la pena ser contadas.

El día 1 de Marzo nos instalábamos en nuestra nueva casa, es perfecta para nosotras. Ni muy grande ni muy pequeña, ni moderna ni antigua, simplemente acogedora. El primer día ya era un hogar, ya era nuestro refugio. Aquí podemos aislarnos del mundo, de esos días aciagos en los que no para de llover, de esos días en los que a una solo le apetece una buena película, una manta y unas palomitas con azúcar. Pero de esta nuestra morada también salimos, porque a veces una amanece con la luz del sol entrando por la ventana y desde la calidez de la cama una desea levantarse para ver los colores que le ofrece un nuevo día. EQUILIBRIO. Eso es lo que busco. No quiero todos los días sol porque no valoraría la lluvia y tampoco quiero todos los días lluvia puesto que no valoraría el sol.

Todo en su justa medida, esa es la cuestión. Estamos aquí cerca de dos meses, la emoción del principio ha pasado, ya te haces a este lugar, creas una nueva rutina y cuando comprendes esto, te das cuenta de que sigue habiendo días buenos y días malos, de ambos se aprende algo y es que se sufre y se es feliz en cualquier parte.


La semana de nuestra mudanza fue tranquila, disfrutábamos del simple hecho de estar, de ser y recibíamos la visita de André bastante a menudo, eso nos alegraba enormemente a Nuria y a mí, André es de esas personas con las que puedes ser 100% tu misma y eso siempre llena el corazón. Nos hacía palomitas, nos daba clases de portugués y nos enseñó juegos de cartas, de esta forma no echábamos de menos la vida en la residencia.

El fin de semana llegó y con él las cenas de Inauguración, así que fue un fin de semana más bien nocturno, da gusto recibir a gente en tu casa, ofrecerles una buena comida, charlar con unos y con otros, compartir risas y vivencias. Es una forma de plasmar tu cariño hacia los demás. Es una forma de sentirse bien, de ser feliz.


Por el día nos limitábamos a perrear y retozar ya fuese en la cama o en el sofá.


La siguiente semana vivimos una de nuestras mayores aventuras, fue el Jueves (Quinta feira) día 11 de Marzo cuando decidimos ir a Serreta, a hacer uno de los 5 senderos marcados en esta isla, ya hemos hecho Monte Brasil e hicimos un intento de realizar este hace un mes pero una vez en Serreta tuvimos que volvernos por el mal tiempo, así que Nuria y yo estábamos completamente decidas a recorrerlo. Las previsiones del tiempo eran relativamente buenas, amanecimos con sol por lo que nuestra ilusión era infinita. Que inocentes. No sabíamos lo que nos esperaba.


Llegamos al inicio de la ruta a eso de las 11 de la mañana, las nubes eran amenazadoras como cualquier otro día, pero lucía el sol, marcamos nuestro primer punto con el GPS para nuestro trabajo de Espeleología e Montanhismo. Nuestros primeros pasos nos condujeron a un camino de tierra batida que contrasta enormemente con el verde de la vegetación, conforme íbamos andando empecé a fijarme en el suelo, y descubrí que estaba lleno de Obsidianas y Pumitas! Nuria me mira con cara de: ¿vamos a pararnos cada 10 metros no? jaja es fantástico poder tener una compañera para frikar, esto me recuerda a mi viaje por Lanzarote con Idoia, ella también fue una gran compañera de aventuras, me vienen a la cabeza nuestros 3 primeros días en la isla sufriendo una ola de calor…recuerdo que casi ni nos hablábamos, los cerca de casi 42ºC no nos facilitaban mucho la conversación, pero no era un silencio incómodo, era agradable sentir que puedes estar con una persona sin la necesidad de hablar, solo con mirarnos nos entendíamos…ese fue otro gran viaje y como me ha venido a la cabeza, a todos aquellos que conocí en esa aventura os mando un fuerte abrazo, de corazón se os echa de menos. Vuelvo a las Azores…tras recoger varias muestras de obsidiana dejé de mirar al suelo para contemplar la vegetación, estaba ante uno de los bosques de laurisilva mejor conservados del mundo, aquí dejo una pequeña lista de las especies observadas:

Nombre científico


Nombre común (portugués)

Endemismos Azores

Observaciones

Angelica lignescens


Angélica

X


Erica azorica


Urze

X


Sanicula azorica


Erva-do-capitao

X


Vaccinium cylindraceum


Uva da serra; Uva do mato, Rosmaninho

X


Myrsine africana


Tamujo



Chamaecyparis lawsoniana


Cedro fino



Woodwardia radicans


Feto-do-botao



Hydrangea macrophylla


Hortênsia


Invasora

Ilex perado ssp azorica


Azevinho

X


Laurus azorica


Louro da terra


Endémica Macaronesia

Pittosporum undulatum


Incenso


Invasora

Viburnum tinus ssp. subcordatum


Folhado

X


Juniperus brevifolia


Cedro; Cedro do mato, Cedro das ilhas,Zimbro

X


Cryptomeria japônica


Critómeria


Invasora

Tolpis azorica



X


Hedera azorica


Hera; Hereira; Hedera

X


Este lugar es perfecto para alguien que disfrute tanto de la Naturaleza como nosotras, a veces pienso que me falta cabeza para asimilar todo lo que me gustaría asimilar (aunque mi queridísimo padre piense lo contrario) pero bueno siempre me consuelo que para eso están los libros, para consultar todo aquello que no puedo retener. En fin, mientras caminábamos absortas fotografiando cada minúsculo detalle del paisaje nos encontramos con un pastor y sus cabras y cabritos…¡que lindos! Algunos todavía les costaba andar y seguir a la madre…otros intentaban ¡comerme los pantalones! Saludamos al hombre y le preguntamos cómo ir hasta La Lagoinha. Aquí empieza nuestro minicalvario. El pastor nos indicó que girásemos hacia la derecha y eso hicimos, comenzamos a ascender y llegamos hasta unas escaleras de piedra que se adentran en el bosque, yo le digo a Nuria que vamos a investigar, que parecen unas ruinas mayas, me sentía Indiana Jones y para ser sincera me encanta sentirme así. Como era de esperar no había ninguna ruina, ni ningún templo, sino un punto geodésico y unas grandes vistas, no menos especiales.

Aquí pasamos un rato mientras las primeras gotas de lluvia nos cayeron encima, sacamos el chubasquero y continuamos camino, llevábamos un rato sin ver las señales que nos indicabann el camino a seguir, pero nosotras confiábamos en el pastor y su “atalho”. De chispear pasó a llover más intensamente mientras a la vez se filtran por la vegetación algunos rayos de sol. No entiendo nada. Pero hay tanta belleza en esta imagen que lo demás da todo igual. Sacamos hasta el paraguas, en vano claro, porque acabamos mojadas de los pies a la cabeza, literalmente. Así que estábamos ligeramente perdidas en un bosque de laurisilva, sin señales a la vista, caladas hasta los huesos y para añadirle emoción al asunto, la niebla empezaba a formarse. Comimos de pie para recomponer fuerzas y no paramos más de 10 minutos, si nos atrasábamos más teníamos asegurados unos días en cama, no podíamos enfriarnos así que continuamos camino.



Por fin volvimos a encontrar las señales, aun así en algunos puntos creamos nuestro propio camino pero finalmente llegamos a la Lagoinha, un cráter actualmente lleno de agua que constituye un ecosistema lagunar muy importante para la vida salvaje. La laguna estaba cubierta por la niebla y nos deslumbró con su encanto, con su quietud. Habíamos llegado, lo habíamos logrado. Pero como dijo Ed Visteurs: “La cima es sólo la mitad del camino” Todavía nos quedaba regresar. El camino de vuelta no estuvo falto de emociones, ni de risas, porque aunque se nos complicasen las cosas, creo que no hubo ningún momento de frustración, aceptamos las circunstancias y nos reímos de nosotras mismas. De hecho una de las mejores anécdotas fue salir de una ribera y encontrarnos una de las señales en la valla que separa los pastos para el ganado. Nosotras seguimos el sendero que lindaba con la valla, al principio estaba en condiciones óptimas pero luego nos empezamos a encontrar con alguna que otra zarza y más adelante con unas pocas zarzas más…hasta que las zarzas nos atraparon. No había camino posible, a no ser que quisiéramos aventurarnos por una ribera que parecía la Amazonía y que tenía serias dudas de que algún ser humano hubiese pasado alguna vez por ella, por lo que sólo nos quedaba volver atrás (teníamos menos de una hora para bajar sino queríamos perder el autobús de vuelta). Encontramos una parte de la valla donde las zarzas no eran tan densas y nos permitieron saltar hacia el pasto, entonces descubrimos que el sendero iba por ese lado (que desgraciadicas que somos jaja) pero bueno hemos logrado salir del infierno y para nuestra sorpresa nos encontramos con el cielo…un atardecer espectacular con la isla de Sao Jorge al fondo y detrás de ella sobresale la isla do Pico mostrándonos la grandiosidad del pico más alto de Portugal de 2351m. Este momento es mágico.

Finalmente, conseguimos llegar sanas y salvas pero perdimos el autobús, así que tuvo que venir Joao a por nosotras pero durante la espera nos tomamos unas Heineken en honor al equipo que formamos en el 9º Campamento Geoambiental y al que echamos tanto de menos.


La montaña une, y ese día Nuria y yo terminamos de unirnos para siempre.


El fin de semana fue de reclusión ya que el tiempo tampoco acompañó y las 7 horas de caminata (tenían que haber sido 3h30min) nos pasaron factura…pero el Domingo por la tarde salió el sol…y nosotras con él…llamamos a Joao y a Danilo y nos fuimos a dar media vuelta a la isla…aquí descubrimos lugares espectaculares, pero mi preferido: Quatro Ribeiras, en el cual pienso ir a perderme asiduamente…esta isla me está ofreciendo sus gentes, sus paisajes y yo no pienso desaprovecharlos.

No recuerdo ya exactamente cuando pero por esas semanas Tiago, un amigo de estas islas, me mostró un proverbio indio en un libro que me gustaría compartir con vosotros:


Un indio muy sabio se encontraba enseñando a su pequeño nieto una de las lecciones más importantes de la vida. Le contó al pequeño niño la siguiente parábola:

-Existe una pelea dentro de cada uno de nosotros. Es una terrible pelea entre dos lobos -le dijo-. Un lobo es malo. Es furia, rabia, envidia, remordimiento, avaricia, arrogancia, auto compasión, resentimiento, mentiras, falso orgullo, superioridad y ego. El segundo lobo es bueno. Es alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, empatía, verdad, compasión y fe.


El nieto pensó sobre esto un momento. Entonces le preguntó al abuelo:

-¿Qué lobo ganará esta pelea?


El abuelo simplemente respondió:

-El que tú más alimentes.”


…A mi me dio en que pensar…Os mando un fuerte abrazo desde mi pequeño refugio en el que he estado escribiendo estas palabras porque todos vosotros formáis el mosaico de mi corazón.


p.d: Gracias Coordinador!

viernes, 26 de febrero de 2010

Fin de la marginación.

3ª,4ª y 5ª semana (09/02/2010 – 26/02/2010).


Mi aventura continúa, hoy hace justo un mes que salí de casa, tengo “saudades” (añoranza) como dicen aquí, pero hay que vivir el día a día y hoy por hoy estoy en las Azores, así que voy a resumiros mis dos últimas semanas aquí, junto con mi compañera de viaje: Nuria.

Empezaré a contar desde el Martes 9 de Febrero (menciono que hoy cumple años mi amigo Andresin así que Felicidades)…este día no tenemos clases así que suele ser bastante tranquilo para Nuria y para mí, como novedad hoy hacemos nuestras primeras “lentejas”, pero como aquí no encontramos lentejas utilizamos “feijao”, es decir, frijoles, el experimento no sale del todo mal, ha faltado que espesen un poco, pero son comestibles y tienen buen sabor. Voy a volver hecha una Gran Chef. Lo prometo Madre!

Miércoles.

Hoy no he dormido nada. A veces acontece este hecho en mis noches, me transformo en una especie de búho y no pego ojo, así que por la mañana estoy hecha mistos. Nuria amablemente se ofrece a subir ella a Terra Chá a pelearse con Servicios Informáticos mientras yo intento descansar algo, la pobre pasa una mañana loca (por este hecho le he restado unas cuantas horas de macramé jaja). A medio día quedamos las dos en la Universidad porque hoy tenemos clase en Praia da Vitoria, un pueblo situado en el noreste de la isla. Para poder llegar hasta allí ponen a nuestra disposición un “minibus”. El “minibus” en cuestión puedo datarlo de los años 50, con una velocidad máxima de 60 km/h y una media de 40/ km/h. Un espectáculo digno de ver.

Jueves.

Hoy no tenemos clase porque el profesor tiene gripe, así que hemos quedado con Andre para ir a Praia da Vitoria a preguntar los horarios de los barcos que viajan a otras islas. El autobús nos deja en el puerto, yo pensaba que iríamos a unas oficinas de alguna empresa de transportes marítimos pero por el contrario nos dirigimos hacia donde estan amarrados dos grandes barcos de mercancías y Andre empieza a preguntarles que cuando zarpan hacia otras islas, nos dice que esta noche se van a Faial pero que preguntemos mejor dentro de la nave de carga, hacia allá que vamos y por fin aquí dentro nos encontramos con las oficinas que yo imaginaba, nos atiende una chica muy amable que nos apunta las fechas en las que zarparan los próximos barcos y su destino. Aquí en Invierno, si quieres ir a otra isla tienes que ir o en avión o en un barco de mercancías, como el avión suele ser más caro la gente opta por la alternativa marítima, me parece toda una aventura, pero por ahora la tendremos que posponer, los horarios no nos vienen bien, pero bueno…aún nos quedan 5 meses por delante. El día de hoy es espectacular, hace sol y el viento está calmo, se agradece un poco de vitamina E, de vuelta a la parada de autobús nos encontramos con una vaca en el puerto, aquí puedes encontrarte una vaca en el lugar más insospechado.




De nuevo en Angra, comemos rápidamente y nos vamos a la Universidad, Andre tiene clases y nosotras la presentación de los Erasmus. Nos toca ser las primeras en exponer (que desgraciacas somos) y quitando los nervios iniciales les hablamos muy bien en Portiñol de nuestras motivaciones para irnos de Erasmus, de porque escogimos las Azores, de los resultados que esperamos conseguir y una pequeña introducción de nuestra UMH y de nuestra Provincia. Todo sale bien. Al menos nos aplauden. El resto de presentaciones son de portugueses que se han ido de Erasmus por lo que creo que Nuria y yo somos las únicas que han venido este año para acá junto con las Holandesas que estan de prácticas. Al finalizar el evento, se nos acerca mucha gente a preguntarnos y a ofrecernos su ayuda si la precisásemos, empezamos a ser visibles para el resto de la gente! Así que super contentas nos vamos las dos hacia la Residencia y a mitad de camino un chico que estuvo en Cádiz el año pasado de Erasmus nos pregunta si queremos tomar un café. Este es el momento clave del fin de nuestra marginación. Aquí conocemos a Augusto y a Joao, a partir de ahora Big Jon. Nos vamos los 4 a una terraza y se nos pasa la tarde conociéndonos un poco más, se nos pasa el tiempo muy rápido y es cuando Augusto nos invita a cenar a su casa, dice que va a organizar Bienvenida Erasmus, jaja, por lo que vendrán también las holandesas. Me pide por favor que haga unas tortillas de patatas, que las echa mucho de menos, y yo le digo que encantada, es un plato que se me da bien hacerlo.

Por lo que esta noche ya tenemos plan, cena en casa de Augusto. La cena consiste en una pequeña barbacoa y acaba con juegos como el pirata y la pirámide, es decir, que acabamos muertos de risa en parte debido a la sangría. Pero nos retiramos a una hora prudente con la sensación de que empezamos a formar parte de esta ciudad, de la gente, somos the spanish girls!!


Sábado.

Tras pasar el viernes tranquilamente (solo vimos por la noche una película en la habitación de Andre con él y con Carlota) llega el sábado y con el los Carnavales. Hoy hemos quedado con Zé, un amigo de Laia, para cenar. Nos hace una cena deliciosa y finalmente acabamos disfrazadas y de fiesta por Porto das Pipas y por Tertulia… lugares varios donde los jóvenes se reúnen.


Domingo.

Día de recuperación corporal. Cuando amanecemos resulta que el día está despejado, así que a pesar de estar hechas “porvico” nos vamos a hacer una excursión a Monte Brasil. Nos acompañan Danilo, Andre y Rui. Hoy vamos por un camino distinto al del otro día de modo que conocemos otra parte de esta Reserva, pero finalmente damos a parar a la zona recreativa, al llegar por otro camino descubrimos que en una zona tienen gamos (Dama dama), ¡esto es como una granjaescuela! Se está haciendo de noche y no hay ganas de marcharse, apetece explorar más, así que como llevo frontal y linterna propongo subir uno de los picos, no está muy lejos por lo que tampoco nos retrasaremos demasiado. Comenzamos a andar, se ha levantado viento, empieza a hacer frío, pero llegamos a la cima en seguida y las vistas desde este punto son espectaculares. En esos momentos me daba igual el frío, el viento, la noche…en esos momentos era feliz por estar simplemente en ese lugar. Al poco de empezar a descender llegamos a un mirador, donde podemos ver la inmensidad del Atlántico, ¡esta isla es tan pequeña comparada con el océano! Ensimismada en estos pensamientos oigo un ruido, me giro y veo unas luces de un coche acercarse, de él bajan dos personas, en concreto dos militares, que nos dicen que el Parque ha cerrado y que tenemos que marcharnos, al percatarse de que vamos andando nos suben a los 5 en el coche y nos bajan hasta la puerta de acceso. Monte Brasil está rodeado por una fortaleza construida por los españoles, solo tiene una puerta de acceso y parte del Parque es una base militar. Ha sido toda una aventura. De vuelta a la Residencia nos empieza a llover, aquí cambian las condiciones atmosféricas en cuestión de minutos, por eso los lugareños dicen, que aquí en las Azores puedes sentir las 4 estaciones en un mismo día…ACREDITO. Al llegar a casa, duchita y peli!


Lunes.

Hoy en teoría es el día fuerte de Carnavales, pero Nuria y yo que no somos de salir mucho nos lo tomamos con tranquilidad, decidimos salir un poco por la noche a tomarnos unas cervecitas y cenar fuera y volver pronto a casa. Pues bien, regla que he aprendido en las Azores: tu plan nunca se cumplirá. A mitad de cena nos llama Tiago para ir a cenar a casa de Montse una catalana que está aquí becada y trabaja como restauradora y su chico François, francés y biólogo, también con una beca pero esta vez relacionada con las rayas. Nos animamos a ir después de cenar y al final llegamos a la residencia a las 06.00 de la mañana. Ha sido una noche fantástica, sitio al que íbamos, sitio al que conocíamos a alguien, esto es como una pequeña gran familia!

Martes.

Por supuesto la mañana no tiene productividad ninguna, pero por la tarde nos ha llamado Joao para dar una vuelta por la isla, el día es bueno, así que no hay que perder esta oportunidad. Nos acompañan Andre y Danilo. Visitamos Porto Judeu con un atardecer espectacular, vemos el arco iris, las islas das Cabras al fondo…una imagen que permanecerá en mi mente para siempre. Pero nuestra expedición continua…visitamos Ponta das Contendas ( ZEP, Red natura 2000) de allí a una especie de santuario, el faro, Praia da Vitoria y sus bailinhos y danzas, bailes típicos de aquí en carnavales, después visitamos el monumento de Praia que tiene unas vistas espectaculares. Acabamos cenando en una pizzería la mejor pizza que he comido en mucho tiempo. Y de ahí a la residencia, hoy ha sido un día agotador, pero aun nos quedan fuerzas para ver una peli con Andre y Carlota.



Miércoles.

Hoy despertamos tarde. Comemos. Vamos a Guarita y quedamos con François y Montse para ir a al rocodromo. Como es el último día de carnavales está cerrado, así que nos tomamos unas cervezas para amortizar el viaje. Por la noche vemos la película “Hacia rutas salvajes”. Espectacular. Para reflexionar. Os dejo esta frase del protagonista:

…LA FELICIDAD ES REAL CUANDO ES COMPARTIDA…

Y a dormir que mañana hay aulas…

El Jueves y el Viernes fueron tranquilos, vuelta a las clases y a nuestra rutina aquí en las Azores…

Sábado.

Sale un día estupendo. Vemos el sol y Nuria y yo salimos a tostarnos a una terracita, hoy en manga corta, con cervecita y patatas… que bien se vive en las Azores. Al ratito vemos un sms de Montse donde nos dice que hoy toca tarde de escalada así que nos vamos corriendo a cambiarnos. Vamos a una escuela muy pequeñita cerca de la ciudad, las vías son muy cortitas pero después de tanto tiempo sin escalar cualquier pared es buena…y las sensaciones al entrar en contacto otra vez con la roca son indescriptibles! Me vienen a la cabeza tantos recuerdos, tantos buenos momentos…estoy feliz de volver a escalar, de volver a este mundillo.



Al llegar a la residencia me encuentro con una mala noticia: Gabi se ha caído en una carrera con la bici, está bien, magullado por todo su cuerpo, pero bien al fin y al cabo, desde aquí le envío mucho ánimo y un beso enorme. Ojalá te recuperes pronto!

Domingo.

El Domingo es un día tranquilo, ha salido mal día por lo que Montse no nos llama para escalar, pasamos el día en la Residencia haciendo cosas varias y por la noche quedamos con Joao que nos lleva a la terraza de un hotel con unas vistas espectaculares!!

Lunes.

Hemos quedado bien temprano con Zé, hoy nos va a acompañar a buscar casa, la mañana se nos pasa en inmobiliarias y visitando algunas casas, una de ellas es perfecta para nosotras, pero nos dicen que nos darán la respuesta por la tarde, no sé porque a pesar de no querer hacerme ilusiones (pues ya nos hemos llevado muchas decepciones) no puedo evitar pensar en esa casa como mi futuro hogar…tiene huerto, piscina, nos dejan tener a Dátil, el precio es bajísimo e incluye la luz y el agua y además tiene TV por cable pero esto nos da un poco igual, llevo un mes sin ver la televisión y no la estoy echando de menos.

Mientras hacemos tiempo para ver nuevas casas y esperar la respuesta de esta última, nos vamos a comer a casa del padre de Zé, puesto que es vegetariano como Nuria y así de paso le conocemos, nos hace pasta con verduras variadas…caiota, repollo, pimientos…estaba buenísimo! Después de la sobremesa Zé nos enseña el taller de su padre que trabaja con cerámica, me encanta entrar en estos lugares, ver las piezas, los hornos, los moldes…estoy disfrutando tanto aquí! Es todo tan nuevo para mí…

A veces cuando uno está anclado a la rutina, a su día a día, se acostumbra a vivir los días sin más, a verlos pasar, este viaje está despertando en mí emociones nuevas, emociones pasadas y emociones que tenía dormidas dentro de mí. Cuando tienes que enfrentarte a lo desconocido sacas lo mejor y lo peor de ti mismo, te descubres, te conoces, te realizas y con ello vives y con ello eres feliz…y con estas reflexiones por fin llega la tarde y tras ver unas casas más llega la hora de quedar con el dueño de la casa que nos ha encantado…e increíblemente nos dice que SI!!

No doy crédito, estoy más feliz que una perdiz, la espera ha merecido la pena, tenemos casa. Y os va a encantar.

martes, 9 de febrero de 2010

Continúa mi aventura...segunda semana!

2ª Semana (02/02/2010 al 09/02/2010)


Ya hace dos semanas que estamos en las Azores y me parece que llevo una eternidad…

Esta semana no ha sido tan intensa en cuanto a acontecimientos se refiere sino que ha estado marcada por la ausencia de Glória…pero nuestra aventura debe continuar.

Como novedad el Lunes empezamos las clases (aquí las llaman aulas), el primer contacto ha sido bueno aunque todavía no entendemos mucho el portugués por lo que vamos un poco perdidas, como es el primer día la clase consta solamente de una presentación que entendemos a duras penas, la profesora de Auditoría Ambiental habla muy rápido y nos cuesta captar las bases de la asignatura, empiezan los agobios, pero bueno poco a poco, que aun no llevamos aquí tanto tiempo. Al acabar tan pronto tenemos toda la tarde libre y decidimos irnos a un bar llamado Copacabana que tiene wifi y así poder ponernos un poco al día con la gente que queremos y que está al otro lado del océano Atlántico. A mitad de tarde nos llama Glória, que emoción! Dice que nos quiere y que nos va a echar mucho de menos y que se lo digamos también a Andre.

Habíamos quedado con él a las 19.30h para “jantar” (aquí comen y cenan muy pronto) pero como el ya tiene marcado el ritmo azoreño aparece a las 21.00h. Como ya no está Glória no podemos cenar en la cocina de los Mestrados (los alumnos que estudian un Máster) y Andre se sube a nuestra cocina, pero a los 10 minutos una de las chicas de nuestra planta le dice que se tiene que ir, Andre asiente y con su educación característica se levanta, pide disculpas y se va. Más tarde nos explicaría que hace tiempo hubo robos en la cocina y que se atribuyeron a los chicos por lo que ahora les está vetada la entrada, así que Nuria y yo cenamos solas. Más tarde en la habitación mientras veíamos Luna Nueva de nuevo nos visita Andre y nos trae una caja de bombones como disculpa por su tardanza de hoy, no estoy acostumbrada a estos detalles y creo que Nuria tampoco por lo que tardamos en reaccionar, pero finalmente nos reímos y le damos un gran abrazo…la noche avanza hablando, aprendiendo a pronunciar el portugués, comiendo bombones de Trufa y Capuccino y riéndonos mucho. Es como si nos conociésemos de hace mucho tiempo atrás. No tenemos a Glória pero nos ha dejado a su mejor amigo que creo que se convertirá, sino lo es ya, en nuestro mejor amigo aquí en las Azores.

Martes.

No tenemos clase así que nos levantamos tranquilamente y vamos a hacer la compra al Supermercado Guarita, después nos hacemos la comida y la cena para esa noche. Por la tarde mientras estábamos navegando por Internet nos encontramos a Glória por el Skype, llamamos a Andre para que suba y hable con ella y nos pasamos una hora los 4 juntos, de nuevo. Glória me dice que hoy ha leído mi blog y que se ha emocionado mucho y eso a la vez me emociona a mi también, no para de decirnos lo bonitas (y bonito) que nos ve y que le gustaría estar aquí con nosotros (no sabe que de alguna manera lo está). El tiempo se nos pasa volando, nos reímos mucho con ella pero como todo tiene su fin llega el momento de colgar, prometemos hablar pronto y Glória le da una serie de instrucciones a Andre de qué hacer con nosotras. A pesar de la distancia ella sigue cuidándonos…

Al rato ya estábamos los 3 en la cocina de los Mestrados (hoy Andre ha conseguido la llave) y después de cenar la mar de a gusto le decimos a Andre que queremos hablar con él. La idea ha sido mía, después de hablar con Glória le he dado vueltas a la cabeza, Andre y Glória son ambos maravillosos, de las mejores personas que me he encontrado por el mundo, pero son distintos, sé que Andre (y ya me lo advirtió Glória) es más introvertido e independiente y no quiero ser una obligación para él, así que antes de que se levante a fregar, le siento y le suelto mi discurso. Le digo que nosotras estamos muy contentas de su compañía, que egoístamente pasaríamos todo el tiempo libre con él, pero que sabemos que él ya tiene aquí su vida y que nosotras somos nuevas, por lo que queremos que el tiempo que esté con nosotras sea porque de verdad quiera, no por compromiso. Su respuesta es mirarnos a Nuria y a mí en silencio seguidamente abrazarnos y después darnos las gracias y decirnos que él está contento de estar con nosotras, nos alegramos infinitamente, ahora está todo aclarado.

Miércoles.

Es un día tranquilo, solo tenemos clase de Gestión de Energías por la tarde y como otra vez es sólo presentación llegamos pronto a casa. Esta vez Andre me envía un mensaje diciéndome: “Silvia infelizmente hoje nao posso jantar com vocês...”pero como tardo en contestar sube a la habitación a despedirse y a darnos um beijinho. Después de cenar Nuria y yo nos esclafamos en la cama a leer y después dejo el libro para coger la DS, estoy enganchada al juego de El Profesor Layton y la Caja de Pandora y por fin me lo paso!

Jueves.

Los días pasan volando. Hoy tenemos Evaluación de Impacto Ambiental y Buceo y Patrimonio Subacuático (sé que damos envidia). En la primera clase el profesor no da señales de vida y en la segunda la presentación dura una hora (esta vez nos hemos enterado de algo más). Además el profesor habla español y nos promete que hablará más despacio en las clases para que podamos entender mejor, incluso nos da la oportunidad de examinarnos en castellano! Pero le decimos que esperamos haber aprendido portugués para entonces aunque se lo agradecemos mucho. Por la noche nos ponemos la película P.D: Te Quiero. ¡Qué bonita! ¡Qué original! ¡Cómo me gustó! Aunque eso sí vaya semanita con Edward, Jacob y Jerry…así no!! Que me muero de envidia (como creo que el 99´9% de la población femenina mundial)!! Así que Nuria y yo nos acostamos con el pensamiento de dónde estarán escondidos esos hombres…aah ya sé! En Forks, en Irlanda…jaja

Viernes.

Como habéis podido notar Andre no ha dado señales de vida. Nos da pena por un lado pero por otro nos alegramos de que nos haya hecho caso. Así que Nuri y yo nos vamos a clase, hoy tenemos Espeleología y Montañismo (volvemos a dar envidia, lo sé), pero esta vez tampoco viene el profesor. Para hacer algo de provecho esa mañana decidimos ir a inspeccionar la biblioteca y mientras Nuria va al baño se encuentra a Andre, lo nota raro y sube y me lo cuenta. Esto no me gusta nada, así que como no tenemos clase hasta las 14.00h dejamos de hacer algo productivo y nos vamos a la Residencia a ver si le encontramos, le vemos a mitad de camino, y la verdad es que está igual que siempre, falsa alarma, nos cuenta que ha estado un poco enfermo y muy liado con las clases. Llegando a la Residencia nos invita a comer con él, cocina cosas extrañas pero la verdad que muy ricas. Después de pasar un rato juntos como siempre nos vamos juntos a clase otra vez, pero Nuri y yo NO tenemos. El profesor no ha venido tampoco. Empiezo a mosquearme, una cosa es ritmo azoreño y otra cosa es que me vacilen. Al menos podrían avisar! O poner un cartel! O algo! grggrgrgrgrgr! En fin, que hoy ha sido un día nulo académicamente hablando pero bueno es viernes y queremos salir a cenar fuera y después al cine para despejarnos (sí, lo sé coordinador, estamos muy estresadas de tanto trabajo). A media tarde nos llama Danilo y se une a nuestro plan. Hemos quedado a la 19.30h para cenar y poder llegar al pase de las 21.00h al cine (es el único que hay), a todo esto tengo que añadir, que hoy no llueve, diluvia, y que hoy no hace viento, no podemos ni andar. ¿Conclusión? Llegamos al cine calados y nos encontramos con que no hay entradas. Jooo! Y ahora que hacemos??Mientras nos resguardamos del temporal Joao llama a Danilo y nos propone ir al Encuentro de Tunas Sons do Mar que se celebra en el Teatro. Aceptamos. Al menos allí no llueve. Tengo que decir que el Teatro de Angra es muy bonito y que la actuación de los tunos me sorprendió gratamente. Cuando estaba escuchando una bonita música y veía a todos los tunos bien colocados en el escenario le dije a Nuria:

Silvia: Nuri podríamos unirnos a la tuna tocando la pandereta que no es muy complicado…

Nuri: jajajajajajajajajaja

Silvia: Jood….No sé para que hablo!!(en este momento estoy viendo como los que calmadamente agitaban una pandereta se vuelven locos en el escenario y saltan, brincan y hacen una serie de malabares imposibles)

Nuri: jajajajajajajajajajaja

Así que con el transcurso de esta conversación abortamos misión tunera, pero es que aquí hay tanta afición! De hecho esa noche descubrimos que el 90% de la residencia es tuno revelación que nos hace comprender nuestra marginación (que feliz sería Dani aquí). A mi empieza a dolerme mucho la cabeza (lógico iba caladita hasta los huesos) temo un resfriado inminente así que nos vamos a la camita que además mañana queremos hacer nuestra 1ª excursión fuera de Angra do Heroismo.

Sábado.

Nos levantamos temprano para ir a Serreta. Parece que salen algunos rayos de sol pero el pronóstico del tiempo no es bueno. Llegamos allí. Hace malo. Buscando la parada del autobús de vuelta nos topamos en plena calle con una matanza, así como quien ve al cartero. Os juro que en esta isla cada día me sorprendo nuevamente. Decidimos volvernos no sin antes tomarnos una cervecita de rigor en un bareto de pueblo. Andar no habremos andado mucho pero las buenas costumbres no hay que perderlas!! No hemos podido hacer el PR pero al menos hemos visto la parte Oeste de la isla desde el autobús. Llegamos a casa, comemos la ensalada de pasta que nos habíamos llevado para la excursión, duchita y nos tumbamos sobre las 16.00h en la cama, se nos pasa la tarde leyendo, durmiendo, estudiando portugués… (Andre is Missing).

Domingo.

Nos despertamos tarde, comemos y como vemos que el sol ha salido y aquí eso no ocurre a menudo nos vamos de excursión por la ciudad, visitamos el Jardim Público. Hacemos muchas fotos de plantitas (la gente nos miraba como diciendo:¡¡vaya frikis!! y es que en verdad somos frikis). Después vamos a comprar a Guarita. Cuando estábamos colocando las cosas vemos a Carlota y a Andre, ¡está vivo! Por lo visto ha estado malito todo el finde, hablamos 5 minutos y se despiden…pensábamos que ya no le veríamos más ese día pero después de cenar viene con palomitas (pipocas) y se queda con nosotras hablando un rato, como está malo y tiene fiebre le dejo mi termómetro (mi Tata me preparó un kit de supervivencia estupendo) para que así se controle la Tª. Y disfrutando de un buen ratito entre amigos nos vamos a dormir que mañana es Lunes y nos toca lidiar con Servicios Académicos.

Lunes.

Madrugamos para irnos a Terra Chá a ver si por fin nos han matriculado ya y sorprendentemente sí lo habían hecho pero se les había olvidado llamarnos! Ya nos advirtió Laia que aquí se tomaban las cosas con mucha tranquilidad…pero bueno una cosa resuelta! Como ya tenemos el certificado que nos faltaba para abrirnos una cuenta en el banco y los servidores están caídos y no pueden configurarnos la wifi de la Universidad en el portátil nos vamos para Angra, bajamos un rato andando y nos encontramos de camino al Profesor Moraira con su característico Jeep con olor a vaca, para y nos dice que nos lleva, va con mucha prisa porque tiene clase y se le ha olvidado el pen, por lo que Nuria y yo es como si hubiésemos participado en el rally de Angra, pero no es el único con una conducción peligrosa, aquí todo el mundo conduce así (no deben tenerle miedo a la muerte jaja)…pero por fin llegamos a nuestro destino y cuando aparca en el campus de Pico da Urze nos dice: Até logo! Yo aún no había bajado del coche y él ya había pegado un portazo y se había ido corriendo a clase, mi cara: un poema, Nuria se parte conmigo pero es que no entiendo nada, se deja el coche abierto y se va tan campante!! Cosas de Azoreños supongo, como dije antes, no hay día que no me sorprenda por algo. Una vez que asimilo la situación y nos abrimos la cuenta en el banco nos vamos de vuelta a la Universidad, hoy comemos en la cantina, los menús valen 2,40 €!! pero yo voy a hacerme vegetariana porque Nuria no paga nunca! O le ha caído muy bien al camarero o se piensan que los vegetarianos son pobres! Nos encontramos a Danilo y comemos juntos, Nuria le cuenta un poco su verano en Cuba y el nos habla de su doctorado aquí, trabaja con Química Atmosférica y Cambio Climático, es interesante escucharle, ¡sabe mucho! Además es otra de las personas en esta isla que se preocupa por nosotras por lo que le apreciamos mucho. Pero llegan las 14.00h y tenemos clase de Auditoría Ambiental, nos despedimos y somos torturadas a base de un portugués inteligible durante 2 horas (aún tenemos que dar gracias, la clase era de 4h). Con la cabeza a punto de estallar nos vamos a la Residencia no sin antes darnos un paseo por el centro. Por la noche en la cena, nos encontramos a Carlota y nos dice que esta tarde ha acompañado a Andre al hospital, por lo visto tiene amigdalitis, le mandamos un mensajito con mucho ánimo y al ratito nos hace una visita cargado otra vez de palomitas, está enfermo y sigue cuidándonos, nosotras al menos le hacemos reír un rato con nuestro portugués, hoy además nos enseña insultos y aprendemos que aquí llaman a una mujer “vaca” en vez de “zorra” y “cachorro” en vez de “perro”…entre risas nos despedimos hasta mañana…

La semana pasada fue la semana de Glória, ésta ha sido la de Andre. A Nuria y a mi nos cuesta definirle, es un alma libre, impredecible, lo mismo se pasa dos días enteros contigo que lo mismo desaparece otros dos, empezamos a conocerle y por supuesto a quererle tal y como es. Hoy le he dicho a Nuria que me recuerda a Kirstash, el personaje de la última trilogía que nos hemos leído las dos (Memorias de Idhún). Le ha encantado, le gusta mi comparación. Sé que le importamos a Andre porque sino no volvería después de sus ausencias, igual que Kirstash.

Él es junto con Glória la razón por la que este viaje ya ha merecido la pena.

Ya hace dos semanas que estamos en las Azores y me parece que llevo una eternidad…Me gusta este lugar.


p.d: Aquí no dejo constancia de ello, pero durante el día siempre tengo momentos que os dedico a todos vosotros. Familia y Amigos: aunque esté en mitad del Atlántico no os olvido.


lunes, 1 de febrero de 2010

1ª semana en Angra do Heroismo. Emociones.

1º semana (25/01/2010 A 01 /02/2010)

Nuestra primera semana aquí no seria bien definida como intensa, ha sido mucho más que eso. Pero empezaré por el principio y juzgar vosotros mismos…

El primer día aterrizábamos en el aeropuerto de Lajes a unos 22 km de Angra do Heroismo, con muchos nervios, debidos supongo que a lo desconocido, aunque somos muy dados a quejarnos de las rutinas cuando vamos a salir de ellas siempre se hace con un ligero temor, temor al cambio, a saber si se está o no haciendo bien, pero a la vez te corre una emoción muy grande por dentro, un sentimiento de aventura indescriptible. Nuria y yo teníamos cara de isla, como nos dijo una mañana Jorge Mataix (padre).

Del aeropuerto, cogimos un taxi a la residencia y en el trayecto ya pudimos comprobar que en la isla domina el verde. Las lomas bajas y los campos de cultivo son lo más característico de este paisaje isleño y el cielo, por supuesto está nublado, una de nuestras misiones en la isla es averiguar qué ocurre con el Anticiclón de las Azores (profesor, profesor daremos con la respuesta).

Una vez en la Residencia conocemos a Glória, la iré describiendo mucho, puesto que ha sido nuestra guía, nuestra amiga, nuestra madre…se ha convertido en eso y mucho más en tan solo una semana. Sin conocernos de nada se ofreció a llevarnos a la universidad, perdidas como estábamos dejamos las maletas en la habitación 310 y aceptamos la oferta. De camino a la parada de autobús nos indicó algunos sitios de interés que más adelante visitaríamos. Llegamos a Terra Chá – el campus antiguo de la UA (antiguo es poco, ya no me quejaré más de la UMH!!) en el autobús 143. Nuestra salvadora ese día se fue al laboratorio y nosotras nos quedamos lidiando con los Servicios Académicos de la universidad, como no nos entendían, mandaron llamar a Joaquim Moraira da Silva - profesor responsable del Dpto. de Ciencias Agrarias – y nada más presentarse nos invita a comer en la cantina de la Universidad (en el campus Pico da Urze), durante la comida Nuria y yo no cogemos ni una sola palabra de la conversación que tiene el profesor con algunos de sus alumnos, cruzamos miradas suicidas :).

Después de comer volvemos a Terra Chá donde descubrimos que Servicios Académicos ya ha cerrado (no entendemos nada) así que el profesor se ofrece a llevarnos a la Residencia pero de camino nos invita a acompañarle a una vaquería. Como no tenemos otra cosa mejor que hacer, en nuestro primer día, Nuria y yo acabamos viendo como sacan muestras de sangre a las vacas, nos emocionamos con los pequeños terneros, algunos de a penas unos días y observamos como el profesor hace una exploración a dos vacas preñadas! Este día no tiene desperdicio…pero aquí no acaba la cosa porque esa misma noche Glória nos llamó a la habitación y nos invitó a cenar junto con Andre que es su mejor amigo (y que también nos cuida mucho) y con unas chicas holandesas (Laura, Teresa y Evelyn) que habían llegado unos días antes. Nos acogió con mucho cariño y así continuó el resto de la semana, todos los días nos esperaba para cenar y compartíamos la comida todos juntos, cada uno hacía su plato y luego repartíamos. Cuando Glória nos dijo que hoy, Lunes, se marchaba por la mañana a Holanda con su familia (Glória es de Cabo Verde pero sus padres están en Holanda), nos dio mucha pena, así que hemos intentado pasar el mayor tiempo posible con ella.

Nuestra semana transcurrió realizando miles de gestiones y papeleos, cuenta de banco, registros varios, matricula, certificado de incorporación, comprar teléfono portugués, buscar casa…así que Nuria y yo hemos estado ocupadas, pero las cenas y las noches siempre las compartíamos con Glória, Andre y los amigos que nos iban presentando. Los días fueron muy parecidos hasta el viernes, que por la noche nos volvió a llamar Glória que nos estaba esperando para cenar. Nos reunimos Nuria, Glória, Andre, Jorge (un matemático amigo de Glória) y yo, y después de la cena nos fuimos a la bolera!!Aquí se unió también Danilo, un brasileño que está estudiando aquí y que he descubierto que es un gran personaje jugando a los bolos, me he reído muchísimo! y Rui un portugués de Madeira (como Andre) que estudia Guías da Natureza. En fin, sigo siendo un poco mala jugando al “Bowling” pero tengo que reconocer que estas navidades jugar a la wii con la familia Has me ha dado soltura jajaja! Después jugamos también un billar y un futbolín, en este último me pegan una paliza considerable! Pero bueno, estamos todos contentos y animados así que seguimos a Glória, ella is the boss, así que vamos donde ella dice! Y Nuri y yo acabamos en el puerto en un pub-karaoke bailando con todos nuestros nuevos amigos!!La verdad es que se me pasó el tiempo volando y cuando quise darme cuenta ya estaban cerrando, nos fuimos a la residencia a tomarnos un chá (té) relajante para ir a dormir, porque Nuria y yo era lo que más deseábamos en esos momentos del mundo mundial!! DORMIR! Y lo cumplimos.

Dormimos hasta el día siguiente a las 13.00h que Glória nos llamó para comer con ella y Andre. Aprovechamos la tarde yendo a una exposición sobre el Pasado, el Presente y el Futuro de Terceira (la isla donde nos encontramos) y la verdad es que nos gustó muchísimo, la exposición consistía básicamente en fotos de distintas zonas de la isla, su antes y su después, podías observar el cambio producido con el desarrollo industrial, con el avance de la sociedad, y el impacto que éste produce en el paisaje. Esas fotos son la prueba de cómo el ser humano modifica el medio ambiente y de cómo puede afectarnos tanto a nosotros como a los que vengan después.

Salimos de allí y Glória nos pidió si podíamos acompañarla a casa de una amiga suya de Cabo Verde, a la jefa siempre se le dice que si, pero por supuesto lo hacemos encantadas. De pronto, los 4 nos encontramos en casa de la amiga de Glória ( no recuerdo su nombre, pero le preguntaré a Glória) y somos recibidos por ella y su padre (esto es una suposición) con una merienda, un poco de refresco de naranja sin gas y unas pastas típicas de Cabo Verde, después de estar allí un rato y cuando ya creía que nos íbamos, viene Glória y se dirige a mí en portugués, no lo entiendo todo y al ver mi cara, me dice en inglés: Please go inside, sit and eat!! Ahora ya comprendo, me estaba intentando decir que nos invitaban a cenar y que era una ofensa para ellos si rechazábamos la comida, en ningún momento se me pasó por la cabeza, pero asentí, entré, me senté y comí, comí una especie de potaje con unas legumbres parecidas a las judías y con arroz, que la verdad estaba muy bueno. Tengo que decir que antes de comer, todos bendecimos la mesa y fue un momento emocionante, porque todos éramos felices de estar allí, juntos, compartiendo ese momento. Para mí esta experiencia ha sido de las que más me han impactado, la generosidad de la gente a veces no tiene límites, no nos conocían de nada, son una familia muy humilde, y aunque podrían haberse despedido sin más, nos ofrecieron un lugar en su hogar para compartir con ellos. Eso no se ve todos los días, y por eso guardaré ese recuerdo muy bien en mi corazón.

Después de que Glória se despidiese de unas amigas más, nos fuimos los 4 al cine, habíamos quedado con Danilo y con Joao, otro amigo de la Jefa. Vimos Paranormal Activity, y Nuria y yo pasamos muuucho miedo!!pero la disfrutamos, era en inglés subtitulada en portugués, y lo mejor: el precio de 2 euroooos!! Al acabar fuimos otra vez a jugar a los bolos, esta vez porque las holandesas querían ir y allí volví a reírme un rato con Danilo y con las imitaciones de Glória. Nuria y yo queríamos descansar y al acabar nos fuimos a casa, Andre y Glória nos acompañan, decidimos ver una peli en la habitación de Andre, que tarda casi dos horas en ponérnosla. Conclusión: a los 5 minutos de ponerla nos quedamos todos dormidos!! Nuria me despierta a la hora y nos vamos a nuestra habitación, al día siguiente queremos ir a Monte Brasil, una reserva forestal que hay en la propia ciudad.

Ya es Domingo, amanecemos tarde, el día está nublado, pero nos hacemos unos sándwiches y nos vamos de ruta, hay que explorar un poco la zona! Recorremos Monte Brasil, no hacemos el PR completo porque se nos ha hecho tarde y además hoy vamos en plan suave. Pero alucinamos con los paisajes, con los ratos de sol, con las áreas de descanso, con los petirroxos! En definitiva con todo y además está al lado de casa!! Estamos realmente felices a pesar de que durante un ratillo Nuri y yo compartimos dudas con respecto a nuestro futuro, pero bueno, aquí tenemos tiempo para pensarlo!

Llegamos a casa temprano y leemos, escribimos en nuestro diario de viaje y viene a buscarnos Andre y Glória, nos pide que la acompañemos a su habitación mientras termina de hacer su maleta. Y una vez allí nos carga de ropa a Nuria y a mi, nos da unos recuerdos de Cabo Verde, a mi me da una tarjeta SD….en fin! que es un cielo!! Andre, Nuria y yo la ayudamos a organizar y cerrar maletas! va cargada como una burra!!pero es lógico, llevaba 5 años aquí!! A las 22.00h a Nuria y a mi nos entra un hambre voraz y nos vamos a hacernos la cena, nos acompaña solo Andre porque Glória anda liada, y aprovecho para enseñarle un poco español y el me ayuda con la pronunciación en portugués, sobre todo la suya, que habla mucho con sshsshshhsh, al acabar nos vamos Rui, Jorge, Glória, Nuria y yo a tomar unas cervecitas al puerto. Y a la vuelta vamos a buscar a Andre, hoy Glória duerme en nuestra habitación porque ya ha dejado la suya y Andre también se viene, nos apañamos como podemos (Andre y Glória, Nuri y yo), hay mucha emoción contenida, ojalá no se fuese todavía, ella ha sido nuestro anclaje aquí, nuestra unión con la isla. Pero al final acabamos dormidos…y la mañana llega, y temprano Glória (y Andre acompañándola) se despide de nosotras, la vamos a echar de menos, es una de esas grandes mujeres que te encuentras por el mundo. Le prometemos cuidar de Andre. Tienen un lazo de amistad muy fuerte, es bonito verlo. Le damos un fuerte abrazo y la vemos marchar.

Hoy ha sido un día marcado por su ausencia, pero mientras escribía estas palabras me ha llamado desde Lisboa para decirme que me quería, que nos quería y que le dijese a Andre que le quiere mucho. Lo haré en un rato cuando nos juntemos a cenar otra vez, esta vez sin Glória entre nosotros pero sí en nuestros corazones, quizás sea difícil de comprender que en tan solo una semana quiera a esa persona, la quiero en mi vida sea como sea…y trataré de seguir en contacto con ella, aunque tengo la esperanza que vuelva dentro de unos meses a Terceira, si alguna vez encontráis a alguien como ella, llenaros de su bondad, gente como Glória no hay que dejarla marchar…

p.d: Ya tenemos casa!!Sois bienvenidos!!

p.d2: Fotos en Facebook!